Alcalá de henares facultades y universidades

Ranking de universidades de Alcalá

La Casa Consistorial, la Casa de Cervantes, el Colegio del Rey, el Monasterio de las Monjas Bernardas, la capilla de San Ildefonso, los restos del castillo árabe y la Hostelería del Estudiante, que hoy es parador nacional. Pruebe también las tradicionales almendras garrapinadas elaboradas por las clarisas cuyo convento está junto a la Universidad.

La ciudad de Complutum, junto al río Henares, fue un importante y próspero centro en época romana. Tras la invasión musulmana, el nombre se cambió por el de al-Kal’a-Nahr (fortaleza). Sin embargo, la ciudad adquirió su fama tras la Reconquista de España, momento en el que el cardenal Jiménez de Cisneros transformó un antiguo colegio franciscano en la Universidad de Alcalá de Henares.

En 1494, la universidad adquirió una imprenta, que permitió a un selecto grupo de eruditos emprender la redacción de la primera Biblia Políglota, que constaría de textos paralelos en hebreo, latín, griego y caldeo. Otras maravillas que se produjeron en Alcalá durante la época del Humanismo fueron un libro de gramática castellana de Nebrija, un diccionario hebreo-caldeo y una gramática hebraica.

Wikipedia

Ayude a apoyar la misión de New Advent y obtenga el contenido completo de este sitio web como descarga instantánea. Incluye la Enciclopedia Católica, los Padres de la Iglesia, la Suma, la Biblia y mucho más – todo por sólo 19,99 dólares…

El honor de fundar la Universidad, o más propiamente el Colegio, de San Ildefonso, corresponde a los franciscanos Francisco Ximénez de Cisneros, Primer Ministro de España, quien presentó su plan al Papa Alejandro VI, y recibió su aprobación el 13 de abril de 1499. Sin embargo, antes de esto existían “algunas cátedras en algunas facultades”, como él mismo dice en su petición.

El Papa concedió al Colegio de San Ildefonso las mismas concesiones otorgadas al Colegio de San Bartolomé en Salamanca, y al colegio fundado en Bolonia por el Cardenal Albornoz. A los profesores y becarios les concedió los privilegios de los que gozaban los de Salamanca, Valladolid y los demás Colegios Generales. Concedió el grado de Bachiller a los profesores, y el de Doctor en Derecho y Maestro en Artes al abad, o en su defecto al tesorero, de la Colegiata de San Justo y San Pastor. Los así honrados gozaban de los mismos privilegios que los catedráticos de Bolonia, y de otras universidades, y podían ocupar puestos de prebendado para los que eran necesarios los títulos universitarios (13 de mayo de 1501). En 1505 los beneficios eclesiásticos fueron agregados al Collegium scholarium, y el 22 de enero de 1512 el arzobispo publicó los estatutos del Colegio.

Tasa de aceptación de la Universidad de Alcalá

La Universidad de Alcalá es una universidad pública comprometida con la excelencia en la docencia y la investigación, a través de la adaptación de su perfil formativo a los cambios y demandas de la sociedad, así como la atracción y retención del talento. Entre sus prioridades se encuentran favorecer la empleabilidad de sus estudiantes; implementar políticas de responsabilidad social que la consoliden como una institución abierta, inclusiva y comprometida; y desarrollar una gestión eficiente, responsable y transparente, basada en la rendición de cuentas de la propia institución y también de la sociedad.

Reconocida por los principales rankings nacionales e internacionales, la UAH se sitúa entre las mejores universidades del mundo.  En términos globales, es altamente reconocida por la docencia, la empleabilidad, la internacionalización, la productividad investigadora, la innovación, el equipamiento y las infraestructuras, la sostenibilidad y el compromiso social.

La singularidad del modelo universitario y la conservación de su rico patrimonio arquitectónico y artístico la llevaron a ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998. La UAH es también un referente en el mundo por la enseñanza de la lengua y la cultura españolas, su compromiso social y la defensa de los derechos humanos.

Wikipedia

La Universidad de Alcalá fue fundada en 1499 como un proyecto educativo completamente nuevo por el Cardenal Cisneros, Regente de España. Combinaba los mejores modelos de las tradiciones de la época -París y Salamanca- con otros más innovadores como las universidades de Bolonia y Lovaina. El cardenal Cisneros quiso que esta Universidad, que nació al mismo tiempo que la Edad Moderna como vanguardia española del Renacimiento y del pensamiento humanista en Europa, fuera el crisol de la formación del clero regular y secular capaz de acometer la reforma eclesiástica, así como de los nuevos funcionarios competentes que los reinos de España requerían. El éxito de esta empresa convirtió a Alcalá en la sede de una aristocracia universitaria que hizo posible el Siglo de Oro español.

La Universidad de Alcalá es una universidad pública con un compromiso de excelencia docente e investigadora, que cumple adaptando su oferta formativa a los cambios y demandas sociales y atrayendo y reteniendo el talento.    Tiene entre sus prioridades el fomento de la empleabilidad de los estudiantes; la puesta en marcha de políticas socialmente responsables que refuercen su reputación como institución abierta, integradora y comprometida; y el desarrollo de una gestión eficiente, responsable y transparente basada en la rendición de cuentas a la propia institución y a la sociedad.