Articulo 19 de la declaracion universal de derechos humanos

Versión ilustrada de la declaración universal de los derechos humanos

El derecho a la libertad de expresión también está protegido por la Declaración de la ONU sobre los Defensores de los Derechos Humanos, adoptada por consenso por la Asamblea General en 1998. La Declaración se refiere a formas específicas en las que los defensores de los derechos humanos ejercen su derecho a la libertad de expresión, por ejemplo, la publicación de informes, la discusión pública de la situación de los derechos humanos, la crítica de las políticas gubernamentales, etc.

A pesar de ello, los defensores de los derechos humanos, los periodistas y los blogueros suelen ser detenidos y acusados por publicar información relacionada con los derechos humanos en sitios web, blogs o redes sociales, o por criticar a las autoridades o las políticas gubernamentales, tanto en línea como fuera de ella.

Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye la libertad de mantener opiniones sin interferencias y de buscar, recibir y difundir información e ideas a través de cualquier medio de comunicación y sin importar las fronteras.

2. 2. Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión; este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección.

Declaración Universal de los Derechos Humanos ¿Cuántas palabras?

Todos los países se enfrentan a la práctica de la detención arbitraria. No conoce fronteras, y miles de personas son sometidas a detención arbitraria cada año. Dado que la detención en sí misma no constituye una violación de los derechos humanos, el derecho internacional se ha esforzado progresivamente por definir los límites más allá de los cuales una detención, ya sea administrativa o judicial, se convertiría en arbitraria.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos establece en su artículo 9 que “nadie será sometido a detención, prisión o exilio arbitrarios”. El artículo 9.1 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos establece: “Todo individuo tiene derecho a la libertad y a la seguridad personales. Nadie podrá ser sometido a detención o prisión arbitrarias. Nadie podrá ser privado de su libertad, salvo por las causas y con arreglo al procedimiento que establezca la ley.”

Según el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria (creado por la Resolución 1991/42 del Consejo de Derechos Humanos de la ONU), la privación de libertad es arbitraria si un caso entra en una de las tres categorías siguientes:

Los derechos humanos en la ONU

Los traumáticos acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial pusieron de manifiesto que los derechos humanos no siempre se respetan de forma universal. El exterminio de casi 17 millones de personas durante el Holocausto, incluidos 6 millones de judíos, horrorizó al mundo entero. Después de la guerra, los gobiernos de todo el mundo hicieron un esfuerzo concertado para fomentar la paz internacional y prevenir los conflictos. El resultado fue la creación de las Naciones Unidas en junio de 1945.

En 1948, los representantes de los 50 Estados miembros de las Naciones Unidas se reunieron bajo la dirección de Eleanor Roosevelt (Primera Dama de los Estados Unidos 1933-1945) para elaborar una lista de todos los derechos humanos de los que deberían disfrutar todas las personas del mundo.

El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas anunció la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH): 30 derechos y libertades que nos pertenecen a todos. Siete décadas después, los derechos que incluían siguen siendo la base de toda la legislación internacional sobre derechos humanos.

Eleanor Roosevelt estuvo muy implicada en la defensa de los derechos civiles y el activismo social. Fue nombrada presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU que redactó la DUDH. En el décimo aniversario de la DUDH, Eleanor pronunció un discurso en las Naciones Unidas titulado “¿Dónde empiezan los derechos humanos?”. Parte de su discurso se ha hecho famoso por captar la razón por la que los derechos humanos son para cada uno de nosotros, en todas las partes de nuestra vida cotidiana:

Texto completo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

La Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH) es un documento internacional adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas que consagra los derechos y libertades de todos los seres humanos. Redactada por un comité de la ONU presidido por Eleanor Roosevelt, fue aceptada por la Asamblea General como Resolución 217 durante su tercera sesión, el 10 de diciembre de 1948, en el Palacio de Chaillot de París (Francia)[1] De los 58 miembros de las Naciones Unidas en aquel momento, 48 votaron a favor, ninguno en contra, ocho se abstuvieron y dos no votaron[2].

Durante la Segunda Guerra Mundial, los Aliados -conocidos formalmente como las Naciones Unidas- adoptaron como objetivos básicos de guerra las Cuatro Libertades: libertad de expresión, libertad de religión, libertad del miedo y libertad de la miseria. [17][18] Hacia el final de la guerra, se debatió, redactó y ratificó la Carta de las Naciones Unidas para reafirmar “la fe en los derechos fundamentales del hombre y en la dignidad y el valor de la persona humana” y comprometer a todos los Estados miembros a promover “el respeto universal a los derechos humanos y a las libertades fundamentales de todos, sin hacer distinción por motivos de raza, sexo, idioma o religión, y la efectividad de tales derechos”. [19] Cuando las atrocidades cometidas por la Alemania nazi se hicieron plenamente evidentes después de la guerra, el consenso en la comunidad mundial fue que la Carta de la ONU no definía suficientemente los derechos a los que se refería[20][21] Se consideró necesario crear una declaración universal que especificara los derechos de las personas para hacer efectivas las disposiciones de la Carta sobre los derechos humanos[22].