Artículo 21 declaración universal de los derechos humanos

Carta Internacional de los Derechos Humanos

Todos son iguales ante la ley y tienen derecho, sin discriminación alguna, a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja la presente Declaración y contra toda incitación a tal discriminación.

Toda persona tiene derecho, en condiciones de plena igualdad, a ser oída públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial, para la determinación de sus derechos y obligaciones o para el examen de cualquier acusación contra ella en materia penal.

2 Nadie podrá ser condenado por actos u omisiones que en el momento de cometerse no fueran delictivos según el Derecho nacional o internacional. Tampoco se impondrá una pena más grave que la aplicable en el momento en que se cometió la infracción penal.

Nadie podrá ser objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación.Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.

Lista de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

Los traumáticos acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial pusieron de manifiesto que los derechos humanos no siempre se respetan universalmente. El exterminio de casi 17 millones de personas durante el Holocausto, incluidos 6 millones de judíos, horrorizó al mundo entero. Después de la guerra, los gobiernos de todo el mundo hicieron un esfuerzo concertado para fomentar la paz internacional y prevenir los conflictos. El resultado fue la creación de las Naciones Unidas en junio de 1945.

En 1948, los representantes de los 50 Estados miembros de las Naciones Unidas se reunieron bajo la dirección de Eleanor Roosevelt (Primera Dama de los Estados Unidos 1933-1945) para elaborar una lista de todos los derechos humanos de los que deberían disfrutar todas las personas del mundo.

El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas anunció la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH): 30 derechos y libertades que nos pertenecen a todos. Siete décadas después, los derechos que incluían siguen siendo la base de toda la legislación internacional sobre derechos humanos.

Eleanor Roosevelt estuvo muy implicada en la defensa de los derechos civiles y el activismo social. Fue nombrada presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU que redactó la DUDH. En el décimo aniversario de la DUDH, Eleanor pronunció un discurso en las Naciones Unidas titulado “¿Dónde empiezan los derechos humanos?”. Parte de su discurso se ha hecho famoso por captar la razón por la que los derechos humanos son para cada uno de nosotros, en todas las partes de nuestra vida cotidiana:

Declaración universal de los derechos humanos deutsch

Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad.

Nada de lo dispuesto en la presente Declaración podrá interpretarse en el sentido de que confiere derecho alguno al Estado, a un grupo o a una persona, para emprender actividades o realizar actos tendentes a la supresión de cualquiera de los derechos y libertades proclamados en ella.

Este folleto, que constituye una introducción básica a los derechos humanos, esboza su evolución a lo largo de la historia hasta la actualidad. También presenta los documentos de derechos humanos más importantes del mundo e incluye el texto completo de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Convenio Europeo de Derechos Humanos

Hoy, 10 de diciembre, es el Día de los Derechos Humanos. Fue en este día, en 1948, cuando la ONU proclamó la Declaración Universal de los Derechos Humanos como un estándar común de logros para todos los pueblos y todas las naciones.

Lo que la Declaración Universal pretendía, hace setenta y tres años, era invitar a todos los gobiernos a aplicar estrategias de gobernanza en materia de derechos humanos. Es decir, las políticas gubernamentales y las leyes deben tomar los preceptos de la Declaración Universal como punto de partida básico, y los gobiernos deben rendir cuentas con respecto a esas normas.

El Día de los Derechos Humanos se conmemora este año en un momento en el que el presente y el futuro se unen como quizás en ningún otro momento de la historia de la ONU. El mundo se enfrenta simultáneamente a una serie de crisis críticas de derechos humanos, como una pandemia mundial, una crisis de biodiversidad, una crisis de contaminación y una crisis climática. Los retos en materia de derechos humanos que plantean estas crisis se superponen a la discriminación y la desigualdad existentes.

En lo que respecta al cambio climático, la reciente conferencia de Glasgow fue testigo de las tensiones entre quienes creen fervientemente que hay que detener el uso de los combustibles fósiles y quienes alegan con igual fervor que no pueden alimentar y cuidar a sus pueblos si dejan de usarlos precipitadamente.