Autoridad en la universidad

Canciller vs presidente universidad

1.1.    El artículo 11 de la Ley de la Universidad de Guelph de 1964 establece que “la dirección, la gestión y el control del gobierno de la universidad y de sus bienes, ingresos, gastos, negocios y asuntos” recaen en el Consejo de Administración, que tiene “todos los poderes necesarios o convenientes para desempeñar sus funciones”, incluida la facultad de “elaborar reglamentos y normas para la dirección de sus asuntos”.

1.2.    El apartado 12.1 del Reglamento nº 1 del Consejo de Administración establece que “los contratos, documentos o instrumentos escritos que requieran la ejecución por parte de la Universidad deberán ser firmados por dos (2) funcionarios de la Universidad”.

1.3.    El apartado 12.2 de la Normativa nº 1 del Consejo de Administración establece que “el Consejo puede designar ocasionalmente a cualquier funcionario o funcionarios de la Universidad o a cualquier persona o personas en nombre de la Universidad para firmar contratos, documentos o instrumentos por escrito en general, o para firmar clases específicas de contratos, documentos o instrumentos por escrito, o para estampar el sello corporativo de la Universidad, o cualquier combinación de las anteriores”.

Sueldo del rector de la universidad

El Consejo es el órgano de gobierno de la Universidad. Salvo los asuntos reservados al Consejo y los asuntos delegados a la dirección por encima de los límites especificados, el Consejo ha delegado poderes al Vicerrector para gestionar y hacer funcionar la Universidad en el día a día.La Regla de Gobierno otorga al Vicerrector la autoridad para subdelegar estos poderes. El Vicerrector delega en los empleados y funcionarios de acuerdo con las condiciones de subdelegación del Vicerrector. Los Cuadros de Delegación ayudan al personal a comprender los límites de sus delegaciones. La delegación de autoridad faculta la toma de decisiones. Un sistema sólido de delegaciones proporciona la garantía de que un funcionario de la Universidad está tomando decisiones específicas con una delegación de autoridad del Vicerrector o del Consejo.

Qué es un rector de universidad

(a) El Vicedecano de Conducta Estudiantil ha sido designado para representar a la Universidad en los asuntos disciplinarios de los estudiantes de grado y postgrado en todos los programas de grado del campus con la excepción de los estudiantes inscritos en la Escuela de Medicina de la Universidad de Nevada, que tiene autoridad para proporcionar las normas de conducta estudiantil y los procedimientos disciplinarios para sus estudiantes.

(b) El Vicedecano de Conducta Estudiantil será responsable de la coordinación de los procedimientos y procesos del sistema de disciplina estudiantil de la Universidad para el campus de la Universidad y reportará al Vicepresidente de Servicios Estudiantiles o su designado.

(c) En caso de que el Vicedecano de Conducta Estudiantil no pueda cumplir con las responsabilidades establecidas en el Código, el Vicepresidente de Servicios Estudiantiles, o la persona designada, designará a un miembro del personal de servicios estudiantiles para que desempeñe las funciones del Vicedecano en forma interina. Esta disposición también se aplicará cuando el puesto de Vicedecano de Conducta Estudiantil esté vacante.

Junta de estudios en la universidad

¿Tienen las instituciones de enseñanza superior lo necesario para reformarse eficazmente desde dentro? Locus of Authority sostiene que todos los problemas a los que se enfrentan las universidades de hoy en día, desde el estancamiento de las tasas de titulación hasta el preocupante aumento de los costes, se ven agravados por un sistema de gobierno centenario que requiere un cambio desesperado. Aunque los estudios anteriores se han centrado en los consejos de administración y los presidentes, pocos han analizado el lugar que ocupa el profesorado en el sistema de gobierno. Bowen y Tobin analizan si los departamentos siguen siendo la mejor forma de organizar la toma de decisiones y si es necesario afinar y redefinir los conceptos de libertad académica y gobierno compartido. Utilizando estudios de casos de cuatro instituciones muy diferentes, los autores demuestran que la gobernanza de los colegios y universidades se ha ajustado con capacidad a las necesidades del momento y que las normas y políticas de gobernanza deben evaluarse en el contexto de los acontecimientos históricos. También demuestran que el éxito de la reforma depende de la consideración ingeniosa de los avances tecnológicos, financieros y culturales. Locus of Authority muestra que las consecuencias de no abordar la gobernanza de los colegios y universidades son más de lo que la nación puede permitirse.