Besos en la universidad

Escenas famosas de besos con estudiantes de la UT (al azar)

Los antropólogos no se ponen de acuerdo sobre si besar es un comportamiento instintivo o aprendido. Los que creen que el beso es un comportamiento instintivo, citan comportamientos similares en otros animales como los bonobos, que se sabe que se besan después de una pelea, posiblemente para restablecer la paz[1]. Otros creen que es un comportamiento aprendido, que ha evolucionado a partir de actividades como la lactancia o la premasticación en las primeras culturas humanas, que se han transmitido a los humanos modernos. Otra teoría sostiene que la práctica se originó cuando los hombres del paleolítico probaban la saliva de las hembras para comprobar su estado de salud y determinar si serían una buena pareja para la procreación. El hecho de que no todas las culturas humanas se besen se utiliza como argumento en contra de que el beso sea un comportamiento instintivo en los humanos; se cree que sólo alrededor del 90% de la población humana practica el beso[2][3].

La primera referencia al comportamiento de besar proviene de los Vedas, escrituras sánscritas que informaron al hinduismo,[4] al budismo y al jainismo, hace unos 3.500 años, según Vaughn Bryant, antropólogo de la Universidad de Texas A&M especializado en la historia del beso[5].

Consejos sobre primeros besos, acosadores, carreras universitarias y más

Banco de los besosLos lazos de toda la vida suelen florecer durante los años de universidad y el Estado de Florida ofrece un punto de referencia sentimental donde las parejas jóvenes son conocidas por abrazar su amor. Conocido cariñosamente como el Banco de los Besos, el asiento de granito es lo suficientemente acogedor para dos personas. Según un cuento popular, un antiguo empleado de la universidad besó a su chica especial en este mismo banco y los dos acabaron siendo marido y mujer. La fábula sugiere que si traes a un amante al banco y compartes un beso con él, vuestros destinos se entrelazarán para siempre. Así reza la inscripción… «Si este banco pudiera hablar/oh las historias que contaría/de besos jóvenes y viejos/si te sientas, ten cuidado con el hechizo».

Una estudiante intenta besar al entrevistador de Yale

Kirsten Danielle Tan Delavin (pronunciación en tagalo: [dɛˈlabɪn]; nacida el 1 de mayo de 1999), conocida popularmente como Kisses Delavin, es una actriz, reina de belleza y artista discográfica filipina. Ganó fama por primera vez en 2016 como concursante de la serie de telerrealidad Pinoy Big Brother: Lucky 7, donde quedó en segundo lugar.

Delavin nació el 1 de mayo de 1999 en Masbate, Filipinas[1][2] Tenía una hermana menor llamada Keithleen Gracerie «Candy» Delavin, que nació prematuramente en el sexto mes de embarazo de su madre, sin embargo, murió a la edad de 1 año. [3] A los 6 años, Delavin fue diagnosticada de encefalitis vírica y estuvo en coma durante menos de un día[4] Su madre la describe como un «bebé milagro», ya que de los ocho embarazos que tuvo, sólo Delavin sobrevivió[5].

A una edad temprana, Delavin mostró interés por los concursos de belleza, participando en el primero a los 3 años. Se presentó a varios concursos de belleza, ganando Miss Teen Masbate en 2013, y Miss Masbate y Miss Kaogma en 2016[6].

Delavin asistió a la Universidad De La Salle (DLSU) para cursar una licenciatura en contabilidad y luego la dejó en suspenso cuando se unió a Pinoy Big Brother.[7] En 2019, volvió a la DLSU, donde estudió para obtener una licenciatura en administración de empresas.[8]

Jung Soo Jung besa a Jin Young para silenciarlo [Policía

Fundación Mondriaan, Tijs Ham (Soundscape Algorithm) STEIM Amsterdam / Fundación Mondriaan (NL) / Universidad Tecnológica de Delft – Iniciativa de Sistemas Participativos (NL) / TNO Organización Holandesa para la Investigación Científica Aplicada / Baltan Laboratories & Holst Center Eindhoven / Fourtress. nl Eindhoven / TASML artist in residency Tsinghua University Beijing (Curator: Dr. Zhang Ga) and Neuro engineering lab (Prof. Hong Bo) / Fourtress Eindhoven / Neuroaesthetics and Neurocultures Research Group UvA / Digital Synesthesia Research Group, University Vienna / Hack the Brain, Eagle Science Amsterdam, Waag Society, HeK House of Electronic Arts Basel.

En E.E.G. KISS los artistas investigan cómo un beso puede traducirse en datos de biorretroalimentación. Deconstruyen el beso para reconstruir un nuevo ritual de besos sinestésicos. En un Global Kiss-In, a través de sentir, ver, oír y tocar, todos los participantes comparten un beso.

Los artistas: «Las tecnologías de telepresencia extienden nuestros cuerpos más allá de los límites biológicos en tiempo y espacio, pero nos impiden tocarnos. En un entorno poético y eléctrico para besar y medir, para sincronizar y fusionar, investigamos un sistema de neuro-feedback compartido para besar en red.»