Big bang fotos universo

Primera imagen del universo

El Dr. John Mather es el científico principal del proyecto del telescopio espacial James Webb. El Dr. Mather comparte el Premio Nobel de Física 2006 con George F. Smoot, de la Universidad de California, por su trabajo con el satélite COBE para medir la radiación térmica del Big Bang.

El concepto del Big Bang es tan sencillo como fácil de malinterpretar. El Dr. John Mather, Premio Nobel y Científico Principal del Proyecto del Telescopio Espacial James Webb, responde a algunas preguntas frecuentes sobre el Big Bang, y sobre el papel del JWST en la comprensión de la historia temprana del universo.

El Big Bang es un nombre realmente engañoso para el universo en expansión que vemos. Vemos un universo infinito que se expande en sí mismo. El nombre Big Bang transmite la idea de un petardo que explota en un momento y un lugar – con un centro. El universo no tiene un centro. El Big Bang ocurrió en todas partes a la vez y fue un proceso que ocurrió en el tiempo, no un punto en el tiempo. Lo sabemos porque 1) vemos galaxias alejándose unas de otras, no desde un punto central y 2) vemos el calor que quedó de los primeros tiempos, y ese calor llena uniformemente el universo.

Imagen del big bang

El término “Big Bang” suele referirse al momento en que comenzó nuestro Universo, y evoca la idea de que éste empezó con una explosión literal. En realidad, el Big Bang se refiere a las primeras etapas del nacimiento de nuestro Universo en el contexto del modelo que describe la evolución de nuestro Universo desde una singularidad gravitatoria puntual desconocida hasta la vasta extensión de espacio aún en expansión que existe en la actualidad. La teoría de un Universo en expansión y cambiante contrasta con la teoría del “estado estacionario” del Universo, que propone que el Universo siempre ha existido, y siempre existirá, con las mismas propiedades medias. El término Big Bang fue acuñado por el astrónomo inglés Fred Hoyle durante una emisión radiofónica de la BBC en 1949. A menudo se dice que Hoyle pretendía que el término fuera despectivo, pero él insistió en que sólo pretendía evocar la enorme diferencia entre el Big Bang y los modelos de estado estacionario. Sin duda, así fue, porque el nombre se mantuvo. De hecho, la teoría del Big Bang no fue ampliamente aceptada hasta la segunda mitad del siglo XX. El descubrimiento de la radiación cósmica de fondo de microondas contribuyó en gran medida a legitimar la teoría, ya que su física la predecía.

Отзиви

La NASA ha publicado las primeras fotos de su telescopio James Webb, de 10.000 millones de dólares, mostrando la vista más profunda y antigua del espacio hasta ahora. En una época en la que la vida en la Tierra se siente particularmente dividida, los observadores del cielo ven estas imágenes expansivas como una forma de unificar el mundo.

El telescopio espacial James Webb de la NASA revela NGC 3324 en la nebulosa Carina, el 12 de julio de 2022. El telescopio, que cuesta 10.000 millones de dólares, muestra la vista más profunda y antigua del espacio, reflejando la luz de hace casi 14.000 millones de años.

Nuestra visión del universo acaba de ampliarse. La primera imagen del nuevo telescopio espacial de la NASA desvelada el lunes está repleta de galaxias y ofrece la visión más profunda del cosmos jamás captada.La primera imagen del telescopio espacial James Webb, de 10.000 millones de dólares, es la más lejana que la humanidad ha visto jamás en tiempo y distancia, acercándose al amanecer de los tiempos y al borde del universo. A esta imagen le seguirá el martes la publicación de otras cuatro imágenes de belleza galáctica procedentes de las primeras miradas del telescopio hacia el exterior.La imagen de “campo profundo” publicada durante un breve evento en la Casa Blanca está llena de muchas estrellas, con galaxias masivas en primer plano y galaxias débiles y extremadamente distantes que se asoman aquí y allá. El presidente Joe Biden se maravilló con la imagen que, según dijo, mostraba “la luz más antigua documentada en la historia del universo, de hace más de 13.000 millones -permítanme repetirlo- de 13.000 millones de años”. La imagen, con cientos de manchas, rayas, espirales y remolinos blancos, amarillos, anaranjados y rojos, es sólo “una pequeña mancha del universo”, dijo el administrador de la NASA, Bill Nelson. “Lo que hemos visto hoy es el universo primitivo”, dijo el astrónomo de Harvard Dimitar Sasselov en una entrevista telefónica después de la revelación.

Descarga de imágenes del Big Bang

Según las teorías de la física, si observáramos el Universo un segundo después del Big Bang, lo que veríamos es un mar de 10.000 millones de grados de neutrones, protones, electrones, antielectrones (positrones), fotones y neutrinos. A continuación, con el paso del tiempo, veríamos cómo el Universo se enfría, los neutrones decaen en protones y electrones o se combinan con los protones para formar deuterio (un isótopo del hidrógeno). Al seguir enfriándose, acabaría alcanzando la temperatura en la que los electrones se combinarían con los núcleos para formar átomos neutros. Antes de que se produjera esta “recombinación”, el Universo habría sido opaco porque los electrones libres habrían provocado la dispersión de la luz (fotones) del mismo modo que la luz solar se dispersa de las gotas de agua en las nubes. Pero cuando los electrones libres fueron absorbidos para formar átomos neutros, el Universo se volvió de repente transparente. Esos mismos fotones -el resplandor del Big Bang conocido como radiación cósmica de fondo- pueden observarse hoy en día.

La segunda misión que examinó la radiación cósmica de fondo fue la Wilkinson Microware Anisotropy Probe (WMAP). Con una resolución muy mejorada en comparación con COBE, WMAP inspeccionó todo el cielo, midiendo las diferencias de temperatura de la radiación de microondas que se distribuye casi uniformemente por el Universo. La imagen muestra un mapa del cielo, con las regiones calientes en rojo y las más frías en azul. Al combinar estas pruebas con los modelos teóricos del Universo, los científicos han llegado a la conclusión de que el Universo es “plano”, lo que significa que, a escalas cosmológicas, la geometría del espacio satisface las reglas de la geometría euclidiana (por ejemplo, las líneas paralelas nunca se encuentran, la relación entre la circunferencia del círculo y el diámetro es pi, etc.).